La entrevista de trabajo

El fin de semana entero soñé con la entrevista para el trabajo por el que apliqué el viernes. Apliqué para el trabajo en una agencia de modas, y con gran entusiasmo me eligieron. De hecho, ¡el director de gerencia me eligió! Ahora cuando lo pienso, se vino una gran aventura de porno, ¡algo que nunca pensé que sucedía en la vida real! No en la mía. Para la entrevista vestí mi vestido negro más sensual. En la entrada tropecé con un caballero que iba al mismo piso que yo. Con el apuro, mi vestido se subió muy arriba, así que mi retaguardia estaba al descubierto ligeramente. Él se movió lentamente hacia mí y comenzó la conversación, mientras su mano se movía detrás de mí y tomaba mi falda. Me preguntó que si quería una corta aventura en el elevador. Fue muy convencedor con sus manos, y no pude resistirme incluso cuando lo intenté. Su mano buscó lentamente mi entrepierna y comenzó un masaje, se imaginarán qué tipo de masaje. Me sentí como una actriz en una película porno. De repente, ya no estaba apurada por la entrevista, porque esta Aventura porno se volvió mucho más interesante. Cuando comencé a llegar, este hombre sensual aceleró el movimiento y me vine como nunca antes. Ahora que lo pienso creo que la intensidad contribuyó, la localización y la posibilidad de que las cámaras de seguridad en el elevador nos pudieran filmar. Y alguien podría rápidamente subir ese video a internet. Me acomodé unos segundos antes de que las puertas del elevador abrieran. El caballero me dio la bienvenida y me susurró que el trabajo ya era mío.